23 abril 2010

¿Es que nadie ha entendido nada de lo del velo?

primera consideración: la norma que prohibe ir cubierto en clase solo tiene un sentido, el de permitir controlar las conductas conflictivas en clase. O sea, impedir que se esté eschando música en clase con los auriculares debajo de la capucha; facilitar la identificación rápida del que habla, insulta o interrumpe la clase; etcétera. No tiene nada que ver con la religión. En mi Instituto existe esta norma, en casi todos los institutos que conozco existe esta norma. No se ha hecho para discriminar religiosamente a nadie, sino para que los indeseables no impidan el derecho a la educación de los demás.
segunda consideración: la norma, si no es adecuada, no se incumple, sino que se cambia; y para ello, tanto los padres como la alumna tienen representantes en el Consejo Escolar -que es el órgano competente en las normas de convivencia de los Centros Escolares- que son elegidos democráticamente y están obligados a llevar las aportaciones de los alumnos y las familias al foro donde se discuten y aprueban las normas de convivencia. Ir a clase con el pañuelo es incumplir una norma, y además hacerlo para que te permitan una excepción a la norma sin pasar por los foros departicipación legalmente elegidos, es una actitud fascista por parte de los padres y/o la alumna musulmana ... ¡si, parece fuerte! pero saltarse las normas democráticamente asumidas por todos para conseguir un trato ALEGAL me parece una actitud fascista.
tercera consideración: quien si lo tiene claro ha sido el secretario de la Conferencia Epsicopal, que no ha tardado nada en salir "en defensa" del derecho a hacer ostentación pública de lo religioso. Esa es la clave, desde el punto de vista de muchos creyentes; la libertad religiosa consiste en que ellos pueden saltarse las normas de convivencia en aras de su libertad religiosa, e imponer a todos el punto de vista del creyente, en vez de considerar que la religión pertenece al ámbito de lo privado, y que el espacio público es un espacio aséptico. ¿Si yo entro a una Iglesia o a una Mezquita ... puedo hacerlo con una camiseta que ponga "me cago en dios"? ¿no es una señal de respeto estar en silencio en una iglesia, aunque tu estés visitando un "museo" de arte medieval? (y pagado con impuestos de todos, creyentes y no creyentes) ¿por qué, entonces, ellos son incapaces de aceptar las normas que nos hemos puesto entre todos para el espacio de convivencia?
cuarta consideración: la tolerancia religiosa ha costado, al menos en Europa, miles de toneladas de sangre a lo largo de cientos de años; y hemos llegado a la conclusión de que la mejor forma de perseverar en ella es que la religión sea un asunto privado. Me parece muy mal que una mujer musulmana esté supeditada a su padre hasta que lo esté a su marido, pero si lo quiere hacer ... ¡en su casa! Cuando se acerque a la oficina del DNI, que hable ella, cuando venga a clase a un Instituo público, que hable ella, cuando quiera ser recibida por un médico, que hable ella. Lo demás es querer imponer las creencias personales por encima de convivencia democrática con otras personas -profesen o no tu misma o distinta religión-. Lo progresista no es ser relativista, lo progresista sigue siendo, doscientos años despues de la Revolución Francesa, exigir la división de poderes y la laicidad del Estado. Por el hecho de que llevar velo no suponga un daño físico -como en el caso de la ablación del clítoris- no supone que no sea igual de repugnante ... eso si, como no supone ir contra los derechos humanos, vale que ocurra en su casa, en su mezquita, o incluso en la calle, pero en cuanto hay una norma democráticamente adoptada, ¡que la cumplan!
Ya nos enseñó Sócrates con su propia muerte, que más injusto que una ley injusta es incumplir una ley, sobre todo cuando hay procedimientos democráticos para adaptarla, cambiarla y hacerla más justa. No es lícito el derecho a la rebelión contra una ley si hay formas democráticas de cambiarla. Por eso es tan llamativo el "apoyo" de los obispos a tan antidemocrática actitud ... es que ellos piensan igual, pero como les dejamos que nos avasallen con la Semana Santa, los Funerales de Estado y los curucifijos en las aulas, se creen por encima de nuestras leyes -incluso para castigar o no a los violadores de niños-.

2 comentarios:

javier ruiz dijo...

Tú y yo ya hemos compartido clase con mujeres con velo: en la facultad de filosofía de Granada. Cualquiera decía algo.
Por lo demás, estoy totalmente de acuerdo contigo.

Francisco dijo...

Los curas se creen por encima de todo, yo diría hasta por encima de ``DIOS´´ o por lo menos eso se empeñan en demostrar. Estos se han metido en el asunto para que no se les echen en cima diciendo: `` Si no se puede llevar hiyab que quiten crucifijos´´.
A mi estas cosas me ponen de los nervios, y me parece consecuente el que no le permitiesen llevar el velo islámico dentro del aula...
El padre se lo ha tomado como una lucha por los derechos de las mujeres islámicas, ( con esto me parto de risa)derecho por estar cubiertas y no mostrarse, porque en la adolescencia sólo es el velo pero según van creciendo tienen que cubrirse más...