23 julio 2008

Un referéndum para gobernarlos a todos. Un referéndum para ...

Un referéndum para gobernarlos a todos. Un referéndum para encontrarlos, un referéndum para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas ...
La frase, como comprenderás, es una "adaptación libre" del conjuro que contiene, oculto, el "anillo único" sobre el que gira toda la trama de la obra de Tolkien, pero medio en broma, me estoy refiriendo al "referéndum que no es referéndum pero si es consulta, pero quiero que os lo toméis como un referéndum porque se que no lo puedo convocar, aunque una consulta no sirva de nada ..." que ha perpetrado el "Lehendakari de todos los vascos y vascas". Y es que creo que como el anillo de la historia, se trata de un objeto mítico, de propiedades mágicas, cuyo poder es capaz de destruir todo lo bello, arruinar las cosechas y aunar voluntades para dominar el mundo ... o así es como lo ven algunos desde el pensamiento mítico/nacionalista.
Y aunque el único lector conocido de mi blog ya conoce mi discurso sobre el asunto -y compartimos la idea de que lo que hay que hacer es un referéndum en el resto de España para echarlos-, me voy a permitir divagar sobre la curiosa relación del nacionalismo con la irracionalidad. Y no me voy a referir sólo al nacionalismo separatista vasco, sino que lo voy a tratar en plano de merecida igualdad con el nacionalismo unionista español. Para mi ambos son igual de irracionales e inhumanos, puesto que ponen por delante de los derechos, reales, de las personas los "presuntos derechos de los pueblos".
Voy al asunto: siempre he defendido que si el "problema vasco" se analizara racionalmente, al resto de España lo que nos interesaría es librarnos de ellos. Por un poner ... nos salen carísimos al sobrefinanciarles su autonomía mediante los cupos, conciertos, fueros y todas esas zarandajas preilsutradas con que pertrecharon su Estatuto de Autonomía, mientras que ellos no se solidarizan con el resto de los territorios al cofinanciar las políticas comunes. Mientras tanto, consiguen que su "problema vasco" sea el problema de todos los demás, y llevemos, al menos 4 legislaturas en las que no se habla de otra cosa, por ejemplo los problemas de los demás. Y te recuerdo que según los censos de población, no llegan al 5 % de la población de este país. Simplemente por eso, en un hipotético referéndum -como debe hacerse, en toda España- sobre la independencia de ese territorio, a todos los demás nos interesaría votar a favor de la Independencia del País Vasco, nuestros partidos políticos deberían hacer campaña por el sí y las campañas institucionales deberían ir enfocadas a estimular la participación fuera de los "territorios históricos".
Por otro lado, si los vascos analizaran racionalmente su situación, al menos por los mismo motivos que he expuesto anteriormente, pero analizados especularmente, les interesa quedarse en con nosotros ... a pesar de ser una de las comunidades más ricas, se ven favorecidos con que el resto de los impositores españoles pagamos a escote su parte de la defensa común, los servicios exteriores, excétera. Consiguen ser el tema preferente en todos los debates políticos, y sus problemas siempre son tenidos en cuenta, aunque no tengan nada que ver con el "problema vasco", con una prioridad casi asfixiante. Por ello, en ese hipotético referéndum bien convocado sobre su posible Independencia, les interesaría votar no, sus partidos deberían hacer campaña por el voto negativo y sus campañas institucionales deberían promover la abstención, para que en caso de que -"mano de pecao" que decía mi abuela- saliera que sí, no hubiera suficiente quorum para la reforma constitucional necesaria.
Pero, ¿crees que piensan así los nacionalismos? ¿alguien te lo ha contado así alguna vez? es más, intenta decir en cualquier parte de España esto, ¡y verás lo que te cae! Sorprendentemente nadie hace este discurso, desde ninguno de los nacionalismos, porque, a mi entender, los nacionalismos no son racionales. Si lo fueran, primarían los intereses -legítimos-y todos querríamos librarnos de los vascos ... y sin embargo, acaban primando unos "ideales" que nos harán votar -en el caso del hipotético referéndum de Independencia del País Vasco- en contra de nuestros intereses, pero eso si, contentos de estar salvándolos de las garras del señor del referéndum único.
... ¿No sería mejor darles el gusto?

1 comentario:

javier ruiz dijo...

:-)))))))))))))))
De viaje por el norte de Castilla, de España, un montón de vascos fuera del idílico Euskadi. ¿Será que han logrado que allí no se pueda vivir?